Hoy 18 de Julio,  ha comenzado la segunda tanda de la Colonia Urbana-Campo de trabajo que seguimos desarrollando  en el Casco Viejo de Bilbao. Como va siendo  habitual, colaboran  un buen grupo de jóvenes procedentes de  Magis  del voluntariado de los Jesuitas y también,  un grupo de voluntarios que colaboran en el Proyecto de Caritas- Tximeleta. 

El primer día, ha sido un día intenso de preparación de la semana: conocimiento del propio grupo,  reparto de las  tareas a desarrollar durante la colonia,  asignación de  grupos, actividades a realizar, salidas etc. Otra tarea importante es el  Campo de trabajo, Marije, les ha presentado  como se van a desarrollar las tardes y como irán conociendo  las distintas realidades del entorno a lo largo de la semana, con un tiempo importante para la reflexión y el compartir.

Queremos AGRADECER  a todos los jóvenes que habéis colaborado en la primera quincena, teniendo en cuenta la situación que estamos viviendo y con todo habéis arriesgado y posibilitado un espacio lúdico para  que los menores puedan disfrutar. Eskerrik asko.  

Como todos los años, durante el mes de Julio desde Cáritas, junto con las Hermanas Pasionistas y Jesuitas, llevamos a cabo una experiencia de servicio. Este año debido a la situación sanitaria esta experiencia no se llevará a cabo de la misma manera. Sin embargo, si quiere ofrecer una experiencia de voluntariado y fe compartida a un grupo de 14 voluntarios y coordinadores, divididos en dos tandas: La primera  del 5 al 16 de julio y la segunda del 17 al 27 de Julio.

En la primera tanda, el voluntariado proviene del propio Proyecto de Tximeleta y del grupo eskaut, Jatorrak, del Casco Viejo. En la segunda, de los grupos Magis de Jesuitas y del Proyecto de Tximeleta.

En la experiencia de colonia participarán unos 60 menores. Se quiere posibilitar este verano un espacio de ocio y tiempo libre, si cabe con más fuerza que otros años, para que puedan disfrutar y divertirse después de este curso complicado que hemos tenido.

El objetivo del campo de trabajo de Sanfran es: conocerse a uno mismo y al mismo tiempo conocer la realidad que nos rodea, cambiando la mirada; por la mañana se realizan las actividades con los menores y por las tardes abrimos los ojos a las diferentes realidades que están a nuestro alrededor y que, en ocasiones, no somos capaces de ver  o simplemente, nos son desconocidas.

Este barrio, con todos los colectivos y situaciones que reúne, nos da la posibilidad de poner en práctica el evangelio: “Escucha lo que el Señor te pide: es tan sólo que practiques la justicia, es tan solo que ames con ternura, es tan solo que camines humildemente con tu Dios” (Mq 6,8)

Hoy, 14 de Mayo, hace 62 años. Seis Hermanas, valientes, llenas de entusiasmo y alegría llegaban a nuestra tierra. Habían dejado la Toscana italiana para traernos el Carisma Pasionista, el mensaje de Amor del Crucificado-Resucitado y el compromiso con los pequeños y las personas marginadas. Con ellas se abría en Euba, Vizcaya, la primera comunidad de Hermanas Pasionistas. Agradecemos al Señor, nos felicitamos unas a otras y nos animamos para seguir dando una respuesta de amor y fidelidad a la llamada de Jesús y a la misión que Él nos confió a través de  María Magdalena Frescobaldi.

Hoy, 8 de Abril,  es un día especial para nosotras, Hermanas Pasionistas de S. Pablo de la Cruz. Celebramos el día del Carisma, día de acción de gracias al Señor por el don de la Memoria Passionis transmitido a S. Pablo de la Cruz y, que María Magdalena de forma nueva y original, lo acogió para dar vida a nuestra Congregación.

Nuestra  acción de gracias  a M. Magdalena, nuestra Fundadora, madre, maestra y guía para nosotras y para nuestros hermanos y hermanas, especialmente los pequeños, los pobres, las mujeres marginadas, los últimos…

Nuestro corazón se muestra también agradecido a San Pablo de la Cruz, nuestro “padre” que acogió el don del Espíritu y fundó hace 300 años la Familia Pasionista.

Promovida por el Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, se ha organizado una exposición itinerante que estará en el claustro de la Catedral de Bilbao del 3 al 10 de Febrero de 2021.

La exposición presenta diversas ilustraciones  sobre la trata de mujeres.

Con estas ilustraciones del fotógrafo  Fernando Mármol Hueso  se quiere visibilizar el drama vivido por las personas que han sufrido situaciones de trata y que han sentido la indiferencia de buena parte de la sociedad.

El objetivo de la exposición es sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre esta forma de violencia que mercantiliza a las mujeres y evitar que en la sociedad se siga silenciando el problema y tolerándolo.

El 8 de febrero, día de Santa Bakhita,  se celebra el Día Mundial de Reflexión y Oración contra la Trata, conmemorando la vida de esta Santa que vivió en persona esta terrible situación.

La Exposición se trasladará posteriormente al claustro de la Universidad de Deusto, donde estará hasta el próximo 24 de Febrero.